A propósito de Max Weber 2010-2011

La elaboración de 250 acuarelas de iglesias protestantes en tamaño de postal turística sirve para hacer una revisión irónica de lo que representan las iglesias, en este caso protestantes. En un primer momento fueron centros de culto y en la actualidad se han convertido, en su mayoría, en un mero reclamo turístico.



Por otro lado, es la teoría de Max Weber, en la que la ética protestante es uno de los catalizadores del actual capitalismo, la que sirve de nexo entre el tiempo premoderno del culto religioso y nuestra propia época, donde las iglesias han sido desacralizadas por la estética del turista y por el capitalismo que ellas mismas ayudaron a gestar.

Cada una de las imágenes pertenecen a personas que ejercieron su papel de turista, haciendo primero la foto de la iglesia y luego colgándola en sus perfiles de páginas como Flickr.

La disposición en retícula corresponde a la voluntad de hacer ver que todas las imágenes obedecen a una estética de lo pintoresco, que aplicada por el turista, conecta directamente con un tiempo administrado por la norma del nihilismo.